Armería Japonesa

Las tres salas que albergan la armería japonesa se habían pensado en un principio para albergar materiales medievales europeos pero, ya alrededor de 1880 Stibbert empezó, coincidiendo con la reapertura de Japón a los mercados exteriores tras la apertura de 1868, a interesarse por las armas de Extremo Oriente. Es una de las colecciones más sobresalientes que existen fuera de dicho Japón.

La colección cuenta con unas 95 armaduras completas, 200 cascos, 285 espadas entre cortas, largas y armas enastadas, 880 tsubas (guardamanos de sables) además de otros accesorios, todos ellos de gran factura y calidad. Casi todos los objetos se sitúan entre el periodo Momoyama y el periodo Edo (de 1568 a 1868) con algunos anteriores que se sitúan en la segunda mitad del siglo XIV