La Colección de Cuadros

La colección de cuadros de Stibbert está caracterizada por un gran número de retratos con trajes de la época comprendida entre el siglo XVI y el XVIII. Muchas de las salas exponen pinturas cuyo mayor valor consiste en la documentación que suponen para la historia del traje, tanto civil como militar, incorporando además de forma iconográfica las correspondientes colecciones de objetos. 

Esta colección muestra interesantes cuadros: la Madonna de A. Allori, retratos de los Medici, las series de bodegones expuestas en el comedor y dos grandes Luca Giordano.
El núcleo más antiguo consta de, por citar solo algunos, una Virgen de Botticelli, dos Santos de Crivelli, una tabla con la Virgen y el Niño del Maestro de Verucchio y un bonito retrato de Francesco dei Medici atribuido a Bronzino.